Ya de nuevo en Tercera en la temporada 2005-2006; la evolución de nuestro equipo en la categoría fue de más a menos con el transcurrir de los años. Seis temporadas después el club volvería a perder la máxima categoría autonómica. El devenir del primer equipo fue paralelo a la estructura del club, que perdía carisma y apoyo día a día.

Inmersos en esa coyuntura, en la temporada 2010-2011, se consumaría una nueva perdida de categoría al acabar anteúltimos con 35 puntos y sólo 7 victorias en su casillero particular. Los 14 empates cosechados  no sirvieron de nada. La catástrofe pudo incluso a llegar a ser peor a la temporada siguiente;  pero la llegada a la dirección técnica del exjugador Toño Vadillo (uno de los jugadores que llevó al club a Segunda División) evitó un más que posible nuevo descenso, en esta ocasión a Preferente,  lo que podría haber significado una estocada de muerte a la entidad.

El equipo conseguiría esa temporada acabar en el puesto 12, para un año después mirar hacía lo más alto. Con el comienzo de la campaña 12-13 una nueva directiva presidida por Raúl Sáez tomó las riendas del club para darle nuevos aires e ideas. Por su parte el cuerpo técnico preparó un joven y potente equipo que esa misma temporada llegó a lamer la vuelta a Tercera al quedarse a las puertas de la promoción.

A la siguiente, más reforzados aún con juventud y talento, Vadillo y sus chicos conseguían el título en División de Honor en Gurutzeta a falta de una jornada para la conclusión, y con unos números de impresión (sólo 4 derrotas y 59 goles a favor, lo que son casi dos por partido).  Bonilla con 17 dianas sería el pichichi de la categoría, mientras que otros catorce compañeros verían también puerta. El apoyo del pueblo volvió a hacerse patente día a día y el club recuperaba el prestigio perdido.

 

Joomla templates by a4joomla