Fundado en 1952 por directivos del U.D. Amaya de Bilbo, el C.D. Santurtzi K.E. milita en la actualidad (septiembre de 2014) en la Tercera División grupo IV. Durante 4 años, desde 1989 hasta 1993, llegó a jugar en la Segunda División B.

Nuestro club, ya antes, cuando ascendió por primera vez a la Tercera División, en la temporada 1960-1961, llegó a jugar contra equipos como el Torrelavega, Laredo, Rayo Cantabría o vascos como el Barakaldo y el mítico Arenas. En aquella época, en la que el estadio morado era el campo viejo, donde ahora está el Instituto Kantauri, no existía la 2ª B y el Santurtzi mantuvo la categoría hasta la temporada 67-68.


Con anterioridad a la fundación del C.D. Santurtzi K.E., los antecedentes futbolísticos en competición oficial se remontan en nuestra localidad al año 1921. En aquellas fechas, más en concreto en abril, un nutrido grupo de entusiastas deportistas santurtziarras creó el "famosísimo y formidable" equipo del Sparta Club.

Este club en sus dos años de vida, hasta su primera disolución en 1923,  jugó 59 encuentros ganando en 26 de ellos y perdiendo en 20. El primer encuentro lo disputaron el 12 de junio ante el Barakaldo, y su primera victoria fue siete días después ante el "Vizcaya", al que ganaron por 3-1.

Los hermanos Otamendi y Pagazartundua, Gonzalo, Pereiro, Loidi, Otaola, Aldámiz, Aguirre, Raola, Romaña, Urreiztieta, Irureta, Fuentes y Sobrino, entre otros, conformaron este equipo del que se hablaron maravillas.

En una publicación local allá por el 1945 se decía al respecto de este club; "recordaremos siempre con la más grata satisfacción, aquellos encarnizados partidos en el campo del Higarillo, en los que la emoción y el entusiasmo llegaron, en la mayoría de ellos, a límites de verdadero estallido, porque, además, se jugaba al fútbol, y mucho, bastante más de lo que ahora se juega en muchos equipos de postín".

En 1922 y a la sombra de un Sparta que llegó a jugar contra el equipo inglés S. Andree, al que venció por 4-0, en la localidad se creó también un conjunto femenino constituido por jóvenes santurtziarras. 


En su primera trayectoria en la Tercera División el equipo morado consiguió dos meritorios cuartos puestos en las temporadas 1962-1963 y 1963-1964. En la primera de ellas y después de un debut, en la 61-62, en la que el equipo no se libró de la promoción de descenso hasta la última jornada, en la que el Erandio además nos metió un contundente 6-1. Los santurtziarras se quedaron a tan sólo tres puntos de la promoción de ascenso.

La gloria de haber podido llegar a luchar por el ascenso, en la temporada 62-63, vino precedida de un gran final de campeonato con victorias tan rotundas como el 8-1 al Larramendi y el 7-2 al Guarnizo. Barakaldo, Arenas y Amorebieta quedarían finalmente por delante nuestro en la tabla. La temporada, además, había comenzado con un significativo 6-1 al Torrelavega.

De la campaña del 1963-1964, donde también se fue cuarto tras Barakadlo, Torrelavega y Arenas, lo más sobresaliente fue el 4-1 al equipo fabril que más tarde resultaría campeón. La competición, asimismo, comenzó de forma fenomenal con un 0-3 al Galdakao.

En las siguientes temporadas; fue noveno en la 64-65. Cabe destacar la victoria por 3-0 ante el Rayo Cantabría y el 0-1 al Astillero que a la postre sería tercero. En al temporada 65-66, el Santurtzi sería séptimo con victorias tan claras como el 4-0 al Astillero y el 0-3 al san Vicente, y derrotas tan abultadas como el 6-2 ante el Amorebieta y el 0-4 que nos endosó el Arenas.

El décimo puesto ocuparíamos en la temporada 66-67, mientras que en la liga del 67-68, en la que fue décimo-primero, la restructuración de la categoría le llevó al descenso. El Santurtzi se la jugó en el último encuentro fuera de su estadio ante el Rayo Cantabría y el empate a 3 final no les sirvió, siendo los cántabros los que mantuvieron la categoría.

Durante los siguientes 14 años el equipo volvió a militar en Regional, logrando nuevamente el ascenso en la temporada 74-75 al ser campeón de grupo. Un año (75-76) aguantaría en Tercera para volver durante otros seis años más a Regional. Sería en la liga del 81-82 cuando se volvió a materializar el ascenso.


Con este nuevo ascenso el club vive lo que podemos denominar como época más gloriosa de la entidad, que acabaría llevando al equipo a la Segunda B.

Tras retornar a una Tercera ya sólo con equipos vascos como rivales, los morados pasaron de un onceavo puesto (1982-1983) a ser campeones de grupo y obtener así su primer campeonato en la segunda temporada en la categoría (83-84). Sólo una derrota, ante el Amorebieta, en toda la campaña les llevó a ese galardón y a obtener el derecho a jugar la promoción de ascenso.

El Orense, el rival en suerte en esta ocasión, fue el verdugo de los morados. En el encuentro de ida, disputado en San Jorge, ninguno de los dos equipos consiguió perforar la puerta contraria. Los gallegos, utilizando muy bien el factor campo, lograrían vencernos por 3-0 en su feudo y llevarse así la eliminatoria.

En los siguientes años en Tercera el Santurtzi ocupó la treceava posición en la temporada 84-85, una más que meritoria tercera plaza en la 85-86. Finalmente, antes de la temporada del ascenso, sería sexto por dos veces, 1986-1987 y 1987-1988.


Sería en la temporada 1988-1989 cuando la entidad alcanza la categoría más alta a la que ha llegado hasta nuestros días, la Segunda B. El 28 de mayo del 89, pese a perder en Vitoria ante el Aurrera, los morados consiguieron nuevamente el campeonato de Tercera. El máximo rival de los santurtziarras durante toda la competición, el Alavés, tampoco consiguió vencer en su visita a Galdakao.

En ese conjunto entrenado por el ex-rojiblanco Javier Escalza jugaban hombres de la talla del carismático guardameta Santamaría, o del que a la postre sería jugador del Athletic Javier Luke. También otros como Bikandi o Gartzi, o los vecinos del municipio Urtiaga y Patxi.

Cuatro temporadas se mantendría a apartir de ahí el Santurtzi en Segunda B. Cuatro duros campeonatos en los que casi siempre se anduvo cerca del descenso pero que dejaron muy buenos recuerdos y un debate, aún sin cerrar, sobre la conveniencia o no del ascenso para un club como el nuestro.

En la primera de las temporadas en Segunda los morados de la mano de Sebas consiguieron el mejor resultado en la categoría de todos los cosechados. Encuadrados junto a equipos como el Lleida, Mollerusa o Numancia, el Santurtzi acabó décimo-tercero gracias a las aportaciones de jugadores como Vicen, a la postre gran capitán, o de Iñigo Gamboa entre otros. El 3-0 al BInéfar y el 5-1 al Laredo fueron los mejores resultados cosechados.

En la temporada 90-91 pese a los buenos resultados como local, la mala imagen fuera de San Jorge llevó al equipo a ocupar el décimo-quinto puesto, también sólo a dos puntos del descenso.


En la siguiente campaña, el descenso estuvo aún más cerca. El ex-rojiblanco Santi Urkiaga se hizo cargo del equipo y ocuparon el décimo-sexto puesto. Nos libramos por no ser el peor en ese puesto final del total de grupos existentes en esos momentos en Segunda. Encuadrados junto a una mayoría de equipos catalanes cabe destacar el 4-0 al Osasuna B y el histórico encuentro, pese a perder 4-0, en el Olímpico de Montjuic frente al Sant Andreu de Calderé y que fue el primer partido oficial que se disputó en dicho estadio.

Finalmente, en la temporad 1992-1993, llegaría el descenso. Una vez más los pobres resultados como equipo visitante, sólo se marcaría 3 goles, y el hecho de que en San Jorge tampoco se anduvo fino, nos llevaron a ser colistas. De la mano de Ricardo Moreno, que se hizo con el equipo en plena competición, hubo un atisbo de reacción pero la derrota en casa ante el Basconia nos dejo sin opciones. El 5-1 al Elgoibar fue lo mejor de esa negra campaña.

De nuevo en Tercera, durante las siguientes siete temporadas, desde 1993 al 2000, el equipo siempre estuvo en los puetos altos de la tabla pero sin posibilidades reales de volver a luchar por el ascenso o conseguirlo directamente.

El equipo fue octavo en las temporadas 1993-1994 y 1997-1998. Una después, en la 1998-1999, comienza a fraguarse el desastre que se consumaría una temporada más tarde.

Antes del descenso a Regional, en la campaña 98-99, el equipo se libró por el ascenso a Segunda B del Real Unión. Los morados habían sido cuartos por la cola y el descenso del Elgoibar les arrastraba a Regional.


 En la temporada 1999-2000, ya no nos libraría nadie y todo ello pese a victorias tan significativas como el 4-1 al Basconia y el 1-4 al Elgoibar. Nuestros jugadores pasaron de ser quintos en la décimo-quinta jornada, a caer en descenso tras otros quince encuentros sin conseguir la victoria.

El 0-1 contra el Arenas, con autogol de Aketza, certificó el descenso antes incluso de acabar una competición oficial que finalizó con un empate a 0 en Sestao ante un River que se jugaba entrar en el play-off de ascenso. Entre esos dos encuentros, dos 6-0 que recibimos del Lemona y el Azpeitia.

Cinco años, o mejor dicho cinco temporadas, necesitaría nuestro club para volver a la Tercera División. Un lustro en el que los santurtziarras siempre anduvieron en la cabeza de la tabla pero sin conseguir el ansiado puesto que permitiese el retorno.

En la temporada 2000-2001, de la mano del santurtziarra Meltxor Sainz el equipo terminaría el campeonato en tercera posición tras dura pugna con el Portu y el Sondika. Los morados tampoco pudieron imponerse en al eliminatoria que se celebró entre los terceros de las tres regionales vascas existentes por la posibilidad que pudiera haber en aquellos momentos de algún otro ascenso sí los 4 equipos vascos de Tercera ascendían a Segunda B. Perdimos los dos minipartidos ante el Zarautz y el Mercedes Benz de Vitoria.


Durante la siguiente campaña, la 2001-2002, en la que se produce el cierre de San Jorge para su remodelación, el Indautxu y el Erandio consiguen las dos primeras plazas. La suerte nos es esquiva y el Santurtzi pierde en la penúltima jornada en La Florida por 0-1 ante el Somorrostro. Iker Barrios fallaría un penalty en los últimos minutos.

El Zamudio y el Somorrostro ocuparían las dos primeras plazas en la temporada 2002-2003. El Santurtzi, que jugó sus partidos como local en Ibarreta en Retuerto, llegó a esatr segundo más de media temporada. La derrota por 1-3 ante el Somo fue clave.

Txus Gojenuri se haría cargo del equipo en la siguiente campaña, la 2003-2004, y los morados acabaron sextos. Cultural de Durango y San Pedro se hicieron con la cabeza de la clasificación.


 Finalmente, en la temporada 2004-2005, nuestro club alcanzaría el título con diez puntos de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, el Arenas. Gorka Alkiza se sentaba en el banquillo y más de un mes antes de finalizar la competición, con la victoria en Fadura por 0-2, nuestro equipo certificaba ya un ascenso que se materializó el 8 de mayo en la jornada 31,  al ganar 0-1 al Moraza.

Tras un mal comienzo de la competición, con derrotas ante Sodupe y Santutxu, el Getxo llegó a tener diez puntos de ventaja en la tabla. Nuestro equipo encadenaría 20 partidos sin perder, casi seis meses y con una increible racha de 10 victorias consecutivas, que le valen para dar la vuelta a la clasificación.

En aquel equipo que se pondría líder tras ganar 4-0 al Santutxu, había jugadores de la talla de Edu Muñoz, que volvería  al equipo de su pueblo desde el Sestao River, o de otros como el "capi" Natxo Boyero. También otros vecinos del municipio como Josito Meléndez y Jesús Sainz. Galder, Novo, Rio , Landa, Barrios, Guerrero o Paisán también formaron parte de ese conjunto.


 Ya de nuevo en Tercera en la temporada 2005-2006; la evolución de nuestro equipo en la categoría fue de más a menos con el transcurrir de los años. Seis temporadas después el club volvería a perder la máxima categoría autonómica. El devenir del primer equipo fue paralelo a la estructura del club, que perdía carisma y apoyo día a día.

Inmersos en esa coyuntura, en la temporada 2010-2011, se consumaría una nueva perdida de categoría al acabar anteúltimos con 35 puntos y sólo 7 victorias en su casillero particular. Los 14 empates cosechados  no sirvieron de nada. La catástrofe pudo incluso a llegar a ser peor a la temporada siguiente;  pero la llegada a la dirección técnica del exjugador Toño Vadillo (uno de los jugadores que llevó al club a Segunda División) evitó un más que posible nuevo descenso, en esta ocasión a Preferente,  lo que podría haber significado una estocada de muerte a la entidad.

El equipo conseguiría esa temporada acabar en el puesto 12, para un año después mirar hacía lo más alto. Con el comienzo de la campaña 12-13 una nueva directiva presidida por Raúl Sáez tomó las riendas del club para darle nuevos aires e ideas. Por su parte el cuerpo técnico preparó un joven y potente equipo que esa misma temporada llegó a lamer la vuelta a Tercera al quedarse a las puertas de la promoción.

A la siguiente, más reforzados aún con juventud y talento, Vadillo y sus chicos conseguían el título en División de Honor en Gurutzeta a falta de una jornada para la conclusión, y con unos números de impresión (sólo 4 derrotas y 59 goles a favor, lo que son casi dos por partido).  Bonilla con 17 dianas sería el pichichi de la categoría, mientras que otros catorce compañeros verían también puerta. El apoyo del pueblo volvió a hacerse patente día a día y el club recuperaba el prestigio perdido.

 

Joomla templates by a4joomla