En una rápida lectura de lo acontecido el sábado en Basauri podemos decir que tuvimos el partido de cara y acabamos empatando ante un rival que le está costando arrancar, pero que tiene un plantel joven y de buenas maneras. Así todo, seguir sumando es lo importante para nosotros.

El encuentro, que pronto se nos puso cuesta arriba en un error defensivo, en la primera parte tuvo un claro dominador. Este no fue otro que nuestro equipo, que se rehízo al mazazo inicial y se fue con ventaja al vestuario.

Galder, que prácticamente sólo tuvo que empujar el esférico a la red,  tras una internada por la banda, puso la igualada casi al cuarto de hora de juego.  Poco más tarde,  Santamaría de magnífico testarazo al saque de una falta, hizo que nuestros chicos acabasen la primera mitad con un 1-2 en el marcador.

Querer y no poder fue lo que le ocurrió a nuestro primer equipo el domingo en San Jorge ante la Cultural. Los blanquiazules, un equipo joven, sólido y con buenas maneras, se llevaron los puntos en juego en un extraña jugada de contragolpe que dejó al equipo muy tocado. Corría el minuto 75 y nuestros chavales no pudieron dar la vuelta a la situación.

El partido, todo hay que decirlo, estuvo bastante igualado en cuanto a juego y posesión. Hubo varias fases, con dominio por uno y otro lado, y con ocasiones para haber marcador. En el inicio, con unas manos claras en el área visitante sin señalar, los chicos de Vadillo llevaron la voz cantante. Con el discurrir del partido, fueron los durangueses los que pudieron haber roto la igualada, pero el guardameta debutante en la categoría, Arkaitz, lo evitó.

Joomla templates by a4joomla